Un aro de positivismo cubre el fin de año, representa el cierre de un ciclo para iniciar uno nuevo, una oportunidad más de hacer realidad metas y sueños y un momento donde se tiene la sensación de que todo es posible. 

Aun con esta vibra positiva y toda la fe que un año nuevo trae consigo, es inevitable preguntarse: ¿es importante escribir los propósitos de año nuevo?, ¿es posible cumplirlos?, ¿moda o tradición? 

Si bien, en años pasados, no hemos conseguido bajar de peso, cambiar de trabajo, aprender un nuevo idioma o viajar a otro país, no significa que siempre tenga que ser así.

Todos los días tenemos una oportunidad de hacer algo positivo de nuestra vida y superarnos a nosotros mismos.

¿Por qué hacer una lista de propósitos?

Es valioso tener un documento físico donde plasmamos todos nuestros propósitos, a la par, debemos colocarla en un lugar visible que nos recuerde aquello que deseamos hacer realidad.

Antes de sentarnos a escribir, vale la pena proponerse cosas que cambien nuestra vida para bien. Algo que alargue nuestros horizontes y nos haga mejores personas y profesionales.

Una excelente opción es aprender un nuevo idioma, ya que eso nos hará candidatos a nuevos perfiles laborales, a un mejor sueldo e incluso, un puesto directivo. Algo que va de la mano con ser bilingües es estudiar una maestría, diplomado o licenciatura en una de las mejores universidades en Monterrey

Como lo hemos dicho en post anteriores, es una inversión que nos mantiene vigentes en el mercado laboral y viene acompañado de una mejor calidad de vida.

Aunque no siempre es fácil apostar por superarse, ya que hay tantas cosas que se pueden interponer: la familia, horarios laborales, salud o simplemente la economía, vale la pena poner un esfuerzo extra por invertir en nuestro perfil laboral, conociendo de antemano los índices tan grandes de desempleo y los salarios tan bajos para empleados con solamente licenciatura.

Cree en ti mismo/a.

Seguramente habrá muchas voces en tu cabeza y en el exterior que te digan que no puedes, que eres muy grande o muy joven, que no te alcanza, que te faltará tiempo, sin embargo, si decides creer en tu capacidad y te esfuerzas, lograrás recuperar tu confianza en ti mismo y podrás ponerte metas cada vez más grandes.

Un nuevo año trae consigo 365 oportunidades de ser mejor, ¡no lo desperdicies!

Felices fiestas, te deseamos en IBERO Monterrey.

¡Síguenos en Facebook y no te pierdas nuestras sesiones informativas!

Categorías: Blog