15% de los adultos mayores sufren algún trastorno mental

Aproximadamente un 15% de los adultos de 60 años o mayores sufren algún trastorno mental, esto de acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Esto requiere un foco de atención tan importante como en cualquier otra enfermedad, ya que, cualquier tipo de trastorno afecta su calidad de vida y puede desencadenar en un problema de salud más fuerte.

Recordemos, que según datos oficiales del INEGI, en el 2050 la población será en su mayoría adulta mayor, por lo que este tipo de problemáticas tienen que ser resueltas a la brevedad.  

Actualmente, más de un 20% de las personas que pasan de los 60 años de edad sufren algún trastorno mental o neural (sin contar los que se manifiestan por cefalea) y el 6,6% de la discapacidad en ese grupo etario se atribuye a trastornos mentales y del sistema nervioso. 

 

¿Qué trastornos son los más comunes en adultos mayores?

En su mayoría, la ansiedad afecta al 3,8% de la población de edad mayor y los problemas por abuso de sustancias psicotrópicas, casi al 1%. Es frecuente que los problemas por abuso de sustancias psicotrópicas en los ancianos se pasen por alto o se diagnostiquen erróneamente.

Relacionado: “Veía su desesperación y me sentía impotente. Vivía su sufrimiento”: Andrés Zarate, Profesor de Tanatología

Los trastornos más comunes son la depresión y la demencia. 

 

Factores de riesgo de los trastornos mentales 

A lo largo de la vida son muchos los factores sociales, psíquicos y biológicos que determinan la salud mental de las personas. 

Además de las causas generales de tensión con que se enfrenta todo el mundo, muchos adultos mayores se ven privados de la capacidad de vivir independientemente por dificultades de movilidad, dolor crónico, fragilidad u otros problemas mentales o físicos, de modo que necesitan asistencia a largo plazo. 

Además, entre los ancianos son más frecuentes experiencias como el dolor por la muerte de un ser querido, un descenso del nivel socioeconómico como consecuencia de la jubilación, o la discapacidad. 

Todos estos factores pueden ocasionarles aislamiento, pérdida de la independencia, soledad y angustia. A esto le sumamos, que uno de cada diez abuelitos sufren maltrato y no viven en las condiciones adecuadas que su avanzado estado de vida requiere.

 

¿Cómo ayudarlos?

Es importante dejar de estigmatizar las enfermedades mentales y darles la misma importancia que cualquier otro padecimiento físico, es por ello, que además de llenar de afecto y atenciones a los adultos mayores, podemos ayudar su salud mental por medio de consultas regulares con el terapeuta.

Es vital, que si nota que su papá o su abuelo, no supera la pérdida de un ser querido como su pareja o algún hijo, lo ayude por medio de la tanatología y otras habilidades del acompañamiento.

Si usted tiene a un adulto mayor en casa, trátelo con el amor que requiere, hágalo parte de la dinámica de vida, no permita que pase sus últimos años sentado en el pórtico viendo hacía el horizonte, hay muchas actividades que aún puede realizar y que lo harán sentirse mejor y emplear bien su tiempo. 

Si por otra parte, eres un profesional de la salud, que te interesa ahondar en este tipo de padecimientos y prepararte más, revisa los diplomados, cursos y maestrías que tenemos disponibles en nuestra Universidad en Monterrey. 

A %d blogueros les gusta esto: