¿Qué es la resiliencia y por qué es tan importante desarrollarla?

La resiliencia es la capacidad para superar el dolor y soportar los momentos difíciles que se presentan durante la vida, es decir: la adversidad.

Es el tipo de fortaleza que nos dicta que por más gris que el cielo esté y por más que el viento sople en contra, mañana siempre brillará el sol y volveremos a sonreír. 

Es importante desarrollarla en cada momento de la vida, sin embargo, para quienes tienen hijos, debe ser una prioridad inculcarla desde etapas tempranas, de forma tal que el niño crezca con una actitud positiva hacia la vida. 

Algunos beneficios de educar con resiliencia son…

  • Los problemas se presentan en todas las etapas de la vida, un niño con resiliencia sabrá reponerse a ellos y superarlos, de forma tal que su crecimiento no se verá truncado por una pérdida o cualquier otro acontecimiento triste. 
  • Tener esperanza y ser positivos, los ayudará a decir no a las adicciones. 
  • Es un conocimiento que les dura para toda la vida y que los ayudará a salir adelante, por ejemplo, cuando sean despedidos del trabajo de sus sueños, sufran una ruptura sentimental, etc.
  • Implica un desarrollo psicológico sano que garantice su bienestar personal.
  • La resiliencia es uno de los primeros pasos para desarrollar inteligencia emocional. 

En el caso de los niños, es vital, que crezcan en un ambiente armonioso, positivo y lleno de amor, donde no se les niegue un abrazo, donde haya disciplina pero sin violencia, ni gritos.

En los adultos…
Es importante mencionar que este conocimiento va más allá de resistir la tragedia, sino que implica tener la fortaleza y entereza para poder aprender lecciones a través de un capítulo difícil.

Tiene mucho que ver, con saber contagiar a otros de una actitud positiva aunque eso no significa que alguien resiliente siempre estará sonriendo sino que podrá mantener la esperanza aún en sus momentos más oscuros, manteniendo la vista siempre al frente. 

Aprende más en nuestro diplomado de Psicología Positiva en nuestra Universidad en Monterrey.


Dejar un comentario