Función de un Terapeuta de Pareja

De acuerdo a  Association of Marriage and Family Therapist, una asociación estadounidense, una tres de cada cuatro parejas que acuden a terapia admiten tener una mejoría en su relación. Lo anterior, se ve reflejado en un mejor estado de ánimo, en la salud y en el desempeño laboral, ya que casi siempre, la situación no se queda solo en el hogar sino que se traspasa a otros ámbitos de la vida cotidiana.

De acuerdo a cifras arrojadas por el INEGI, tan solo al año 2014 se registraron 577 mil 713 matrimonios y en 2013 hubieron 108 mil 727 divorcios, 17 mil 496 más que en 2011, lo anterior representa una gran oportunidad laboral para psicólogos y terapeutas, ya que las cifras de divorcios se aumenta drásticamente cada año.

 

¿Cuál es la función de un Terapeuta de Pareja?

Por lo general, cuando un matrimonio llega a un consultorio es porque sabe que su matrimonio está en crisis y se tiene la voluntad de seguir juntos. La primer función del especialista es realizar una evaluación de la situación (tanto en pareja como de manera individual) para conocer cuáles son los problemas existentes y los objetivos que desean alcanzar con la terapia y determinar el tipo de intervención más apropiada. 

Cada terapia consta de un tiempo limitado y el número de sesiones depende de la disponibilidad de cada pareja, aunque el terapeuta recomendará un nuevo estimado de sesiones debido a los conflictos a tratar y a la profundidad de éstos.  

Con motivo de tener una mejor comprensión, todos los desacuerdos se abordarán de una forma directa, eso puede llevar a discutir las diferencias y hacer una lista de actitudes a mejorar, si se quiere poner punto final a problemas que amenazan con acabar con la vida pareja y/o aceptar las diferencias.

 

Relacionado: ¿Qué perfil debo tener si quiero estudiar una Maestría en Terapia Familiar?

 

Por ningún motivo el terapeuta debe de tomar una posición, ya que su trabajo no consiste en juzgar, sino ayudar a encontrar soluciones.

Uno de las prioridades es esclarecer las causas del deterioro comunicativo y emocional, indagando en aquellos factores que pudieron favorecer o avivar la crisis de pareja, incluso, si ello significa entrevistarse con otros miembros de la familia como los hijos.

Para que un matrimonio funcione, no basta con asistir puntual a todas sus terapias, sino también realizar: “tareas para casa”. Una vez que se comienzan a ver resultados significativos, los plazos de sesión comienzan a ser más espaciados, es decir, en vez de semanales pueden ser quincenales  o mensuales, hasta finalizar la terapia.

Diplomado en Entrenamiento en Terapia de Pareja

Si eres un psicólogo o terapeuta interesado en las problemáticas de pareja, te invitamos a nuestro diplomado: Entrenamiento en Terapia de Pareja.  Tiene una duración de dos semestres, con horarios nocturnos. Visita nuestra página para conocer toda la oferta educativa que tenemos para ti en la ciudad de Monterrey.

Dejar un comentario