Ideas para invertir tu aguinaldo y obtener un provecho a futuro

En diciembre, los empleados de todas las empresas del país tienen derecho a su aguinaldo, esta prestación por lo general es usada para enfrentar los gastos propios de la época como los regalos navideños, la cena, intercambios, posadas y un largo etcétera. 

Si bien, no hay nada inusual en gastarse ese dinero en este mes, con un poco de planificación podemos hacer frente a esos gastos con el pago del sueldo regular e invertir esa prestación en algo que tenga provecho a corto, mediano y largo plazo.

Aquí te dejamos algunas ideas:

Líquida al menos una deuda
Tal vez diste tarjetazos durante las rebajas que acaban de pasar, aprovecha una parte de tu aguinaldo para saldar esas cuentas que representan un dolor de cabeza y cuyos intereses crecen cada día.  En Condusef podrás encontrar un plan para salir de deudas.

Haz aportaciones voluntarias a tu Afore
Nadie piensa en el futuro, pero si cada año, aportas una cantidad a tu cuenta de retiro te estarás garantizando una mejor calidad de vida durante la vejez. Otra cosa que puedes hacer es contratar un seguro de retiro o de vida, de esta forma estarás previniendo y tu dinero crecerá.

Invierte

Si no tienes una idea clara de en qué deberías gastar, puedes invertirlo en una cuenta que te genere intereses. Hay muchos productos financieros que te garantizan una buena tasa de interés mensual y anual, de esa manera también tendrás un respaldo para cualquier imprevisto.

Maestría

Es normal que las personas gastemos en un corte de cabello, zapatos o en ropa pero rara vez pensamos en invertir en nuestro futuro profesional. Usa ese dinero para pagar la inscripción a una maestría, un curso o un diplomado en una buena universidad en Monterrey, de esa forma te estarás garantizando mejores oportunidades profesionales, un sueldo más alto y un ascenso. 

Lo que sea que inviertas, volverá a ti con creces.

Date un gusto
¿Qué es eso que hace mucho quieres y no tienes? Aprovecha esta entrada extra de dinero para darte un gusto o un regalo. Puede ser un viaje o el enganche de un coche, todo depende de tu creatividad. 

Lo anterior es mucho más lucrativo que gastar en regalos materiales que después de un tiempo dejan de ser tan atractivos como al inicio.  

El punto para saber gastar está en planificar, haz una lista de prioridades y no seas esa persona que vive al día por derrochador. Aprende a manejar tus finanzas personales en nuestro curso Finanzas para no financieros. 

 

A %d blogueros les gusta esto: