Aprende a vencer tus temores con psicología positiva

Como vimos en el blog anterior: La mente es un campo de batalla y el temor, el enemigo a vencer. ¿A qué le tienes miedo? Te lo has preguntado directamente o ¿solo permites que tu subconsciente te torture con crueles imágenes de lo que podría pasar?

¿Temes ser despedido del trabajo?, ¿Sufrir un accidente automovilístico?, ¿Quedarte soltero?, ¿Divorciarte? Son tantas las cosas que nos pueden hacer la vida menos feliz.

Enfrentarlo y sobrevivir

Lo primero que hay que hacer ante un temor que se presenta constantemente en nuestra mente es confrontarlo. Una forma de hacerlo es permitirnos pensar en unos segundos en eso e intentar seguir adelante, es decir: hacer una lista de pros y contras.

Por ejemplo:

¿Qué pasa si me quedo sin trabajo?

Contras:

Administrarse para solventar todos mis gastos con la liquidación

Levantarse muy temprano e enviar curriculums

Estar al pendiente de los nuevos anuncios

Transportarse a otras empresas a realizar entrevistas

Desarrollar mis habilidades de persuasión, etc.

Aprender a soportar el rechazo

Ser persistente y constante

 

Pros:

Salir de la zona de confort

Postularse a empleos mejor remunerados

Conocer a nuevos contactos y quizás hacer nuevos amigos

Cambiar de ambiente laboral

Posibilidad de emprender una nueva empresa, etc.

 

Cabe señalar que después de un despido o un recorte de personal, una persona tiende a sentirse confundida, desechable, culpable, con ira y cientos de interrogantes en su cabeza, por lo que le llevará un tiempo aceptar la situación y trabajar en sus áreas de oportunidad, sin culpar a los demás por lo que pasó.

Si bien, el ejemplo no es tan dramático como perder a un familiar o enfrentar la soledad, nos sirve para darnos cuenta de que por más cambios y matices que tenga la vida, siempre podemos poner buena cara a los problemas y prepararnos para enfrentar todo con un plan B, C y hasta D.

Leer también: Logoterapia: Conceptos básicos, fundamentos y diferencia con el psicoanálisis

¿Los temores se vuelven realidad?

De acuerdo con distintas teorías científicas y religiosas, los temores juegan un fuerte factor en la predisposición humana,atrayendo de cierta manera aquello a lo que tememos.

Lo que sí sabemos con exactitud es que torturarnos con lo que puede pasar o no, no es una forma agradable de vivir. Debemosaceptar las cosas como vengan, sufriendo en el momento y aprendiendo a sobrevivir.

Son los momentos más dolorosos de la vida, los que nos hacen madurar y llegar hasta un siguiente nivel. El dolor es esa presión que el carbón necesita para convertirse en diamante, sin embargo nadie quiere pasar por ese proceso.

Si tú, estás continuamente triste pensando que un día tus peores pesadillas serán tu realidad, recuerda que es la psicología positiva quién se ocupa del estudio científico de las fuerzas y la felicidad del ser humano, identificando los factores que la fomentan ya sea para sí mismo o para otros.

A %d blogueros les gusta esto: