El 1ero y 2 de noviembre se celebra en nuestro país el Día de los Fieles Difuntos o Día de Muertos como popularmente se le conoce. Durante los días previos, las calles se tiñen de colores, el viento huele a cempasúchil y la melancolía es casi palpable.

En las casas, nunca faltan los alteres: la foto de los seres queridos que se han marchado, veladores, su comida y pertenencias favoritas. La tradición dicta que ellos regresan ese día para estar con los suyos, comer y beber lo que prepararon.

¿Cómo influye esta tradición al proceso de duelo?

Desde el punto de vista de la tanatología, la muerte es un proceso natural de la vida y todos los seres humanos tarde o temprano, se enfrentan al proceso de duelo. La finalidad de esta disciplina es desarrollar la capacidad de entender, comprender y ayudar a vivir de manera inteligente y natural la muerte o cualquier tipo de duelo.

Más allá de una celebración que data de la era prehispánica, el día de muertos puede representar un desahogo emocional para quienes aún no logran llegar a la aceptación de su duelo. Nos ayuda a honrar a quienes fueron parte de nuestras vidas, dedicarles  tiempo por medio de los altares y tenerlos más presentes que nunca.

Desde el punto de vista de la tanatología, puede representar un rayo de esperanza al ver a tantas personas que se encuentran en la misma situación y aún así pueden sonreír y festejar la vida y legado de quienes ya no están.

Uno de los ejes principales de esta disciplina es reflexionar sobre la muerte para comprender la vida y eso es precisamente de lo que se trata la tradición.

Relacionado: Tanatología: Cómo afrontar la muerte de un ser querido



¿Cómo aprender más sobre Tanatología?

Si recientemente has perdido a un ser querido y aún no logras reponerte o eres una persona que siente una carga por ayudar a otros a superar su duelo, te recordamos que puedes estudiar un Diplomado en Tanatología en la Ibero Monterrey, donde verás temas como:

 

  • Aspectos Generales de la Tanatología
  • Depresión y angustia del paciente y su familia
  • Acompañamiento a las personas moribundas
  • Experiencia ante la muerte y pérdidas (Integración de grupo).
  • Muerte del niño y adolescentes
  • Muerte del adulto y ancianos
  • Duelo en secuestros y desapariciones

Tiene una duración de dos semestres y un costo de 10 mil pesos por semestre. Está dirigido especialmente a profesionales de la medicina, enfermería, psicólogos, sacerdotes y trabajadores sociales. ¡Conócenos!

Ir a Inicio